sábado, 19 de junio de 2021

A QUIET PLACE

 

Quién nos iba a decir que algo tan simple como ir al cine se convertiría en algo emocionante. Anoche volvimos a ver una película, cuatro gatos en la sala pero una gozada volver a ver una película como dios manda, en pantalla gigante y sonido a tope. Para empezar, ya no es posible comprar las entradas en una taquilla, hay que hacerlo en una máquina para después rellenar un formulario online antes de cruzar el umbral. Escogimos para la rentrée "Un lugar tranquilo 2", magnífica. Si nos había gustado mucho la primera, hace ya algunos años, esta segunda parte es igual de buena o hasta mejor, de las que te dejan pegado a la butaca hasta que se termina.

HUMOR, REMEDIO INFALIBLE

 






BUSCANDO AMÉRICA

Crucemos los dedos para que la situación en Venezuela mejore, que ya es hora.
Rubén Blades, *Buscando América.

DECISIONES

 
Rubén Blades, *Decisiones.



viernes, 18 de junio de 2021

EL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS


Hoy leo una noticia que me hace decir ¡por fin, ya era hora!: TENERIFE VACUNARÁ 24H AL DÍA PARA FRENAR LA CURVA DE LA COVID-19. Esto es lo que debieron haber hecho desde el primer día en que dispuso de vacunas suficientes, convertir la vacunación en la primera de las necesidades. No soy político e ignoro el funcionamiento de todo esto, pero sólo aplico el sentido común, una vez ha quedado demostrado que la curva de contagios decrece inexorablemente a medida que aumenta la vacunación. En cualquier caso es una magnífica noticia, ahora que sabemos que en dos sábados la mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores.

martes, 15 de junio de 2021

MI QUERIDA ESPAÑA

Leer los periódicos online temprano te recuerda de golpe dónde estás, ¡en España! Los de tirada nacional no salen de la mini reunión de Pedro Sánchez y Biden, cronometrada segundo a segundo; increíble en lo que se ha convertido la política, el periodismo y viceversa. Y en Canarias buen tiempo, que dirían.
Aquí, el periódico EL DÍA, pasado ya el morbo de la desgracia de las niñas secuestradas, esta noticia aparece la sexta con una foto pequeña y un texto sobre el Ángeles Alvariño", el barco que sigue buscando a padre e hija, estando las tres primeras dedicadas al circo:
  • España se desespera por la falta de gol ante Suecia.
  • España-Suecia en imágenes.
  • Luis Enrique: "Yo he visto que a Morata le han aplaudido".
Así estamos. Feliz día de la guerra.

OTHER NEWS

 


lunes, 14 de junio de 2021

ESPAÑOLES DE BIEN

Complicada cuestión la de los indultos a los independentistas catalanes. Me recuerda a cuando en España se discutía si convenía recomenzar las conversaciones con ETA, cuando la organización terrorista seguía en activo; conversaciones que, de una manera u otra, habían tenido todos los gobiernos de la democracia, de centro, derecha o izquierda. Ahora nos volvemos a enfrentar a la disyuntiva de si esto que propone el Gobierno es bueno para la "reconciliación" o todo lo contrario. Complicada cuestión, repito.
Por otro lado está el asunto de las manifestaciones contra cualquier decisión gubernamental, hecho perfectamente legítimo en una democracia que se precie, nos gusten más o menos, porque todos tenemos derecho a expresar nuestras ideas. Claro que, lo que ya no me parece tan legítimo es estigmatizar al que no piense como uno. Llamar "españoles de bien" a unos supone, por ende, que los demás no lo sean, y no, aquí todos somos iguales, nos guste la carne, el pescado o seamos vegetarianos. Manifestarse es un derecho y ojalá perdure, lástima no ver convocatorias como las de Colón por otros temas. A mi se me ocurren tantos...
♫ 
Ravel, *Bolero.
Gustavo Dudamel, Filarmónica de Viena.

domingo, 13 de junio de 2021

VENECIA CONTIGO

Parejas Venecianas
Arturo Pérez-Reverte
19 de enero de 1997
https://arturoperez-reverte.blogspot.com/2009/12/parejas-venecianas.html

Nunca antes me había fijado en la cantidad de parejas homosexuales que se ven paseando por Venecia. Los encuentras caminando por los puentes, a la orilla de los canales, cenando en los pequeños restaurantes del casco viejo. No suele tratarse de dúos espectaculares, sino todo lo contrario: gente discreta, tranquila, a menudo con aspecto educado. Mirando a los demás aprendes cantidad de cosas, y en el caso de estas parejas siempre me encanta sorprender sus gestos comedidos de confianza o afecto, el reparto convencional de roles que suele darse entre uno y otro, la ternura contenida que a menudo sientes flotar entre ellos, en su inmovilidad, en sus silencios. Pensaba en todo eso el otro día, a bordo del vaporetto que cubre el trayecto de San Marcos al Lido. Sobre la laguna soplaba un viento helado, los pasajeros íbamos encogidos de frío, y en un banco de la embarcación había una pareja, hombre y hombre, cuarentones, tranquilos. Se sentaban muy juntos, apoyado discretamente un hombro en el del compañero, en un intento por darse calor. Iban quietos y callados, mirando el agua verdegris y el cielo color ceniza. Y en un momento determinado, cuando el barco hizo un movimiento y la luz y la gama de grises del paisaje se combinaron de pronto con extraordinaria belleza, los vi cambiar una sonrisa rápida, fugaz, parecida a un beso o una caricia.

Parecían felices. Dos tipos con suerte, pensé. Aunque sea dentro de lo que cabe. Porque viéndolos allí, en aquella tarde glacial, a bordo de la embarcación que los llevaba a través de la laguna de esa ciudad cosmopolita, tolerante y sabia, imaginé cuántas horas amargas no estarían siendo vengadas en ese momento por aquella sonrisa. Largas adolescencias dando vueltas por los parques o los cines para descubrir el sexo, mientras otros jóvenes se enamoraban, escribían poemas o bailaban abrazados en las fiestas del Instituto. Noches de echarse a la calle soñando con un príncipe azul de la misma edad, para volver de madrugada hechos una mierda, llenos de asco y soledad. La imposibilidad de decirle a un hombre que tiene los ojos bonitos o una hermosa voz, porque, en vez de dar las gracias o sonreír, lo más probable es que le parta a uno la cara. Y cuando apetece salir, conocer, hablar, enamorarse o lo que sea, en vez de un café o un bar, verse condenado de por vida a los locales de ambiente, las madrugadas entre cuerpos danone empastillados, reinonas escandalosas y drag queens de vía estrecha. Salvo que alguno -muchos- lo tenga mal asumido y se autoconfine a la alternativa cutre de la sauna, la sala X, la revista de contactos y la sordidez del urinario público.

A veces pienso en lo afortunado, o lo sólido, o lo entero, que debe de ser un homosexual que consigue llegar a los cuarenta sin odiar desaforadamente a esta sociedad hipócrita, obsesionada por averiguar, juzgar y condenar con quién se mete, o no se mete, en la cama. Envidio la ecuanimidad, la sangre fría, de quien puede mantenerse sereno y seguir viviendo como si tal cosa, sin rencor, a lo suyo, en vez de echarse a la calle a volarle los huevos a la gente que por activa o por pasiva ha destrozado su vida, y sigue destrozando la de chicos de catorce o quince años que a diario, todavía hoy, siguen teniéndolo igual que él lo tuvo: las mismas angustias, los mismos chistes de maricones en la tele, el mismo desprecio alrededor, la misma soledad y la misma amargura. Envidio la lucidez y la calma de quienes, a pesar de todo, se mantienen fieles a sí mismos, sin estridencias pero también sin complejos. Seres humanos por encima de todo. Gente que en tiempos como éstos, cuando todo el mundo, partidos, comunidades, grupos sociales, reivindica sus correspondientes deudas históricas, podría argumentar, con más derecho que muchos, la deuda impagada de tantos años de adolescencia perdidos, tantos golpes y vejaciones sufridas sin haber cometido jamás delito alguno, tanta rechifla y tanta afrenta grosera infligida por gentuza que, no ya en lo intelectual, sino en lo más elemental y humano, se encuentra a un nivel abyecto, muy por debajo del suyo.

Pensaba en todo eso mientras el barquito cruzaba la laguna y la pareja se mantenía inmóvil, el uno junto al otro, hombro con hombro. Y antes de volver a lo mío y olvidarlos, me pregunté cuántos fantasmas atormentados, cuántas infelices almas errantes no habrían dado cualquier cosa, incluso la vida, por estar en su lugar. Por estar allí, en Venecia, dándose calor en aquella fría tarde de sus vidas.
Dvorak, *Sinfonía del Nuevo Mundo (4ºMvto.)

KF

 


miércoles, 9 de junio de 2021

RE

Joaquín Sabina, *Oiga doctor.

Ésta parece ser la semana de los "re", me reanalizan, me revacunan, me restauran, me resetean. Año tras año temo el momento de que me en el resultado de los análisis, una ristra, un completito que me hace sufrir hasta que me siento frente a mi médico de familia -Vicente, afable, de los de antes, de los que te dan confianza-. La conversación se repite:
  > Hola Vicente, ¿cómo estás? Yo nervioso, como siempre, no me gusta nada esto.
  > Hola Jose, yo bien, ¿y tú cómo estás? Nada, nada, mejor saber si tienes algo, ¿no crees?
Y vuelta a empezar. Ya saben quién entra a un Centro de Salud ya no sale más. C'est la vie!
Analítica un día, segunda dosis de la vacuna al siguiente; no sé si podré con tanta excitación, con tanta expectación. Yo, que nunca he (había) sido aprensivo ni hipocondríaco, ahora me encuentro como si en el pasillo del matadero estuviera, esperando y desesperando. Luego nada, o casi. Parece que seguimos pa'lante, me dice Vicente. Que así sea, le contesto mientras me controlo para no darle la mano al despedirme. 
Junto al Centro de Salud hay un bar, ¡cómo no! we're in Spain bro, y allí me encamino siempre, una vez reseteado, para tomarme un café y un vaso de agua con gas y agradecer que seguimos aquí, por ahora, que ya es mucho. ¿Mañana? mañana ya se verá. 

martes, 8 de junio de 2021

A TI

 

RUBENS

 

SIN (CON) PALABRAS

 

IT MUST GO ON

La muerte es algo que no nos preocupa siendo jóvenes, ignorantes de ella, ajenos absolutamente a lo que implica vamos relacionándonos con seres a los que queremos y que se convierten en piezas de nuestra vida, conformando así nuestra personalidad. Igual que si no existiera la luz no habría oscuridad, sin muerte no hay vida y he aquí nuestra paradoja existencial, todo tiene fin. Con el paso de los años nuestro puzzle se va ampliando con nuevas piezas y desprendiéndose de otras -esas que no encajaban bien-, ya sea de manera voluntaria o sin quererlo ni desearlo; estas últimas son las que nos duelen, nos queman, las mismas que nos recuerdan que tenemos que seguir hacia adelante, no hay otra opción. Nuestra función debe continuar mientras la pila siga cargada. Se lo debemos a nuestros abuelos, a nuestros padres, a nuestros hermanos, a nuestros hijos, a nuestros amigos.
Georg Friedrich Händel,

lunes, 7 de junio de 2021

OTHER NEWS

 



LLORIR

 
Mi madrina, mi madre y Lilita.

Me gusta esta palabra, llorir. La escuché en un programa de televisión, llorar y reír al mismo tiempo. Esto es lo que me he propuesto desde ayer, cuando supe la triste noticia; se había ido la madre de mi amigo fratello German. Nos conocimos hace más de 50 años -literalmente, toda una vida- y, enseguida nuestros padres se hicieron amigos. Siempre he vivido rodeado de amigos, ya sean los de mis padres o los míos propios, de manera que no entiendo la vida sin ellos. Siempre, de una forma u otra, los veo en mil lugares, participan de mi memoria, viven conmigo. De Lilita tengo tantas cosas grabadas que llorir se me hace fácil, prefiero revivir los buenos momentos que tengo grabados en esta frágil memoria que, según dicen, va yendo hacia atrás, de manera que me gusta pensar que lo bueno es lo que al final permanece.
Ir a la venida de anaga en la guagua del colegio era toda una excursión. Allí merendábamos para jugar después una partida, o dos, al Exin Basket, esperando a que me recogiese mi padre. Con Lilita, siempre moderna y avanzada, descubrí mi primera paella en el restaurante del Taburiente, donde robábamos azúcar en el office de alguna de las plantas del hotel o jugábamos, muy profesionales, con la antigua centralita de clavijas de colores. Maravillosos domingos compartimos en La Mina todos juntos, Pretty incluido; cortadillos con nata, plátanos que yo no probaba, paseos en el Autobianchi que luego heredó German, películas en el Club nadando o en el campo, diapositivas de cumpleaños, exquisiteces llegadas de Venezuela, historias de viajes, Primera Comunión, charco de Tabaiba, los veranos en El Médano... Una infancia feliz y unos lazos creados para toda la vida. 
Pero la vida dicta sus reglas y son siempre las mismas, todas tienen el mismo final y a él llegaremos todos irremisiblemente. La tristeza es enorme, pero más lo es el amor y la alegría de compartir la vida. Al menos yo quiero creerlo así. DEP.
Samuel Barber, *Adagio for strings.

jueves, 3 de junio de 2021

HUMOR, REMEDIO INFALIBLE

 

VALORES

Escuchaba la radio esta mañana y, desde el programa, enviaban una pregunta al aire para que los oyentes aportaran un texto sobre los valores más importantes de su día a día; valores como el amor, amistad, bondad, confianza, fraternidad, honor, honradez, justicia, libertad, solidaridad, paz, respeto, responsabilidad, tolerancia y tantos otros. Mientras pensaba cuáles serían los valores más importantes -dilema imposible de resolver-, saltó la siguiente noticia, en esta ocasión la enésima imputación (eufemísticamente "investigación") del político, o la política, de turno. Ahí se diluyeron mis pensamientos y mis dudas y salté de golpe al valor de la honradez. ¿Qué importancia le damos los seres humanos a la honradez? En países como Estados Unidos, donde el pago al fisco es intrínseco al ciudadano, no pagar los impuestos se considera alto tan grave que Al Capone ha pasado a la historia, entre otras cosas, por este hecho. Países como los nórdicos o los del continente austral, donde la aparente falta de corrupción es proverbial, son siempre ejemplo cuando se habla de soluciones para este terrible problema, la corrupción.
En España la cosa parece no importar demasiado. Partidos políticos de uno u otro espectro, con casos de corrupción demostrados, siguen hablando ex cátedra, como si la cosa no fuera con ellos. Sin predicar con el ejemplo, se anuncia A, se hace B, y nada ocurre, al contrario. Un ejemplo de libro puede ser cómo se trató el comienzo de la pandemia de COVID en Madrid, en particular en lo que respecta a la gestión de ésta en las residencias de ancianos. Verdadero triaje institucional donde no sólo no conllevó responsabilidad alguna sino que acabó con mayoría absoluta de la regidora. 
¿Qué valores les pedimos a nuestros dirigentes? La honradez no parece ser importante, la justicia más bien tampoco; ¿cuál es la razón por la que seguimos votando a los de siempre? Otro misterio sin resolver, me temo.
Joan Manuel Serrat, *Pueblo blanco.

miércoles, 2 de junio de 2021

OTHER NEWS

 

ANTENA HUMANA


Podría tratarse de un nuevo superhéroe de MARVEL, "Antena Humana", pero no, en esta ocasión hablaremos de mi libro. Yo soy la antena humana, y muy orgulloso. La pena es que sólo me falte saber las consecuencias que esto supone; ¿será el primer paso del teletransporte? Cruzo los dedos por ello.
Entro en Internet para investigar si se puede viajar a Oslo sin cuarentena al llegar y ya tenía en mi correo un mail de Norwegian ofreciendo vuelos a la ciudad. Me llega un mail de  una web donde he comprado zapatos en alguna ocasión y en EL PAÍS aparece la propaganda de esta marca. Y podría seguir con lámparas, muebles, hoteles, excursiones, etc. ¿Qué más pruebas necesitamos para convencernos que, con vacuna o a pelo, con michochip o sin él, estamos ya suficientemente controlados por el Gran Hermano. Ni siquiera Orwell podría haber previsto a lo que hemos llegado. 
La nueva polémica absurda que nos llega, como si fuera algo inaudito, es el certificado vacunal. ¿No hemos tenido certificado de vacunación si uno viaja a países, por ejemplo, con enfermedades endémicas como la malaria o la fiebre amarilla? ¿y el certificado con las vacunas de los bebés? Toda la vida rodeado de certificados y hay quién se queja de este nuevo que, para empezar, nos permitirá viajar sin que nos miren con el rabillo del ojo. La rueda, el fuego, el descubrimiento de América, la Revolución Francesa, la electricidad, el ataque a las torres gemelas de NY... y ahora el COVID-19. Todo ha supuesto un reseteo a la humanidad y un enorme cambio hasta llegar a hoy. Ya lo dijo Quevedo: Éra se un hombre a un móvil pegado. ¿O no era así?
Joaquín Sabina, *Más de cien mentiras.

martes, 1 de junio de 2021

ESTADÍSTICAS


Comienza junio, 6 meses ya han pasado de este año de gloria y resurrección post pandémica -sí, el que no se consuela es porque no quiere-. En junio de 2020 salíamos del primer confinamiento de la era moderna, esperemos que sea el último, y después de un año vamos por el 40% de vacunación en España y a muy buen ritmo, según parece e indican las estadísticas, ubicuas aquí y allá. Las mismas estadísticas que hoy nos dicen que las cifras de muertos por COVID-19 prácticamente han desaparecido; volvemos a morirnos de lo de siempre, cáncer, ictus, infarto, etc., Quién nos iba a decir que nos alegraríamos al recuperar nuestras enfermedades normales... Claro que ellas nos devuelven a la tan ansiada normalidad; ¿qué año en España no tenía posado veraniego de Ana Obregón?, sus rebajas, su campaña de gripe, su Quo Vadis semanasantero. Queremos nuestra vida de vuelta, ya.
También es verdad que nuestros políticos de catálogo ayudan mucho a que España, ¡España!, vuelva a ser la misma de siempre, con sus himnos nacionales en los colegios, sus banderas ondeantes, sus pelos de punta, sus Terelus y sus manifestaciones en Colón.
Martes y Trece, *Detergente Gabriel.

lunes, 31 de mayo de 2021

37 FIMC

 

Por fin han vuelto las ganas, y el ánimo, para asistir a conciertos, ópera, teatro, cine... Después de un año y medio de grisura cultural la música ha regresado para quedarse, y de qué manera. A punto de comenzar el Festival de Música de Canarias, este año con un programa increíble y con Dudamel, Pogorelich o Sokolov entre otros; con la Sinfónica de Tenerife en marcha, parece un buen momento para retomar las buenas costumbres y volver al auditorio. ¿No les parece?
Para las entradas del FIMC. Para la Sinfónica de Tenerife.

domingo, 30 de mayo de 2021

KF

 


30 DE MAYO

 

FERNANDO/A (FELICIDADES)

Abba, *Fernando.

Fernando es un nombre de origen germánico. Se difunde en la península ibérica con el asentamiento de los visigodos en el siglo V. Sigue el procedimiento de formación habitual en los nombres germánicos, que consiste en combinar dos raíces, en este caso: frith ‘paz’ y nanth ‘osadía, atrevimiento’. Ha sido siempre uno de los nombres más populares en España. Otras fuentes indican que proviene de Pferd (caballo) + Nanth (osadía). Los germanos usaban otros nombres de animales como nombres de persona: Bernardo (Ber: oso), Hengsta (el nombre de un guerrero sajón: también significa caballo).
«Frith» también puede significar «protección» (véase por ejemplo el alemán moderno «Einfriedung», que tiene la misma raíz que «Friede» = paz pero significa «recinto, vallado» por ese sentido de protección/defensa. Así que Fernando podría ser también un marcial «defensor valiente».
Lady Gaga, *Alejandro (I'm not your babe, Fernando).

NO SMOKING

HUMOR, REMEDIO INFALIBLE

 


sábado, 29 de mayo de 2021