domingo, 27 de noviembre de 2016

SE TERMINA NOVIEMBRE

Muere Rita Barberá y Fidel, a ella la suben a los altares, a él, dicen, la historia no lo absolverá, aunque se ha escrito de todo y para todos los gustos al respecto. Un black friday que dura cuatro días, una noche en blanco pasada por agua, un paseo en coche, una pizzería italiana cerrada por reformas, una arepera que ni sí ni no, buena conversación y mejor compañía, un concierto en ciernes al que iremos seguro y frío, ya llegó. El domingo empieza, de hecho empezó hace ya una hora para mi, luce el sol tras mi ventana (uf, tengo que limpiarla urgentemente), mi intención es seguir con un levantamiento en el que ando y salir a desayunar al bar de la esquina con mi amiga Isabel. Lo humano y lo divino Y el incombustible Pedro Sánchez animando el panorama político, como debe ser.
Se acercan inexorablemente las Navidades, los días restantes de mis vacaciones, las ciudades iluminadas, los paseos por las calles atestadas, mi gorro neoyorquino de estibador, los guantes y la bufanda. Necesito las vacaciones como agua de mayo, como necesito el aire, a mis amigos, a mis libros, a mi vida toda, pero la mía.
Un día perfecto para leer "Utopía" de Tomás Moro, ¿no les parece? ¡Feliz domingo!