martes, 1 de noviembre de 2016

UNA NOCHE EN EL INFIERNO DE DANTE

No se puede ir al cine con sueño, es un suplicio intentar mantener los ojos abiertos, aunque la película sea entretenida -no digamos ya si es aburrida, entonces se convierte en una tarea harto imposible-. Anoche tenía sueño, sí, pero como hoy es fiesta no quería volver a quedarme en casa sin hacer nada, se me va la vida, así que decidí darme un paseo hacia La Orotava y meterme en la última película de Ron Howart, "Inferno". 
Muy entretenida, amena y con su toque de historia y de arte y de literatura que siempre viene bien. Además, rodada en la bella ciudad de Florencia, ¡qué más se puede pedir! Un buen director, estupendos actores (me gusta mucho una de las protagonistas femeninas, la danesa Sidse Babett Knudsen además del siempre espléndido Tom Hanks.  Ahora, insisto, con sueño no vayas al cine.