domingo, 28 de agosto de 2016

TRABAJAR EN CASA

Sé que traerme trabajo a casa no es lo recomendable, que los fines de semana son para descansar o, al menos, para desconectar, lo sé perfectamente pero... ¿no es también cierto que hacerlo sin presión en casa muchas veces puede suponer un placer? Sirva este fin de semana de ejemplo, cuando me encuentro sentado frente al ordenador terminando un informe que llevo parado un par de semanas por circunstancias ajenas y que me tiene en vilo, más si tenemos en cuenta que un administrado depende en parte de este informe para llevar a cabo una actividad de la que, muy probablemente, dependa su economía. Así, con ropa informal, sin prisas y  sobre todo sin teléfono, espero terminar esto en un par de horas y quitarme un peso de encima. Si el resultado es lo que importa, ¿veremos algún día el trabajo en casa en la Administración? Cruzo los dedos por ello.