domingo, 9 de octubre de 2016

MRS. DE LORCA, O EL PLACER DEL BLANCO Y NEGRO

"Su propia víctima" se llamó la película del 64 "Dead Ringer", con la siempre estupenda Bette Davis como protagonista, en esta ocasión de dos papeles diferentes. Qué gusto da el buen cine en blanco y negro, donde el guión lo era todo, las caras de los actores, sus movimientos, la música, la luz. No reniego del cine actual, ni muchísimo menos, pero el antiguo tenía algo especial, diferente. 
Con estas películas, que vi ya hace muchos años, me ocurre algo extraño, por un lado las veo como si se tratara de disfrutarlas por primera vez, pero por otro soy capaz de recordar escenas completas y hasta parte de los diálogos. Esta debe ser parte de la magia del cine.

Título original
Dead Ringer
Año
Duración
115 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guión
Albert Beich, Oscar Millard (Historia: Rian James)
Música
André Previn
Fotografía
Ernest Haller (B&W)
Reparto
,
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
ThrillerDrama | Crimen
Sinopsis
Tras la muerte de su rico marido, Margareth De Lorca recibe la visita de Edith Philips, su hermana gemela, a la que no ve desde hace dieciocho años por culpa de un conflicto amoroso que las enfrentó. Margareth le ofrece ayuda económica, pues se encuentra en una delicada situación, pero Edith la rechaza y, movida por el odio, empieza a urdir un siniestro plan para suplantar la identidad de su hermana. (FILMAFFINITY)