miércoles, 19 de octubre de 2016

MÁS JOYCE

Más sobre mi admirado Joyce, esta vez su torre Martello de Sandycove. Joyce, del que acabo de releer su relato "Los muertos", incluido en Dublineses. ¿Qué puedo decir? Nada. Todo sería poco.


Una torre con vistas a la Bahía de Dublín - Ulises, Capítulo1
World Literary Atlas

AUTOR: James Joyce

CITA: 
Majestuoso, el orondo Buck Mulligan llegó por el hueco de la escalera, portando un cuenco lleno de espuma sobre el que un espejo y una navaja de afeitar se cruzaban. Un batín amarillo, desatado, se ondulaba delicadamente a su espalda en el aire apacible de la mañana. Elevó el cuenco y entonó:
-Introibo ad altare Dei.
Se detuvo, escudriñó la escalera, sinuosa y llamó rudamente:
-¡Sube, Kinch! ¡Sube, desgraciado jesuita!
Solemnemente dio unos pasos al frente y se subió a la plataforma redonda. Dio media vuelta y bendijo gravemente tres veces la torre, la tierra circundante y las montañas que amanecían. Luego, al darse cuenta de Stephen Dedalus, se inclinó hacia él y trazó rápidas cruces en el aire, barbotando y agitando la cabeza. Stephen Dedalus, molesto y adormilado, apoyó los brazos en el remate de la escalera y miró fríamente la cara agitada barbotante que lo bendecía, equina en extensión, y el pelo claro intonso, veteado y tintado como roble pálido.
Buck Mulligan fisgó un instante debajo del espejo y luego cubrió el cuenco esmeradamente.
-¡Al cuartel! Dijo severamente (...)
Se subió de nuevo al parapeto y extendió la vista por la bahía de Dublín, el pelo rubio roblepálido meciéndose imperceptiblemente.
-¡Dios! Dijo quedamente. ¿No es el mar como lo llama Algy: una inmensa dulce madre? El mar verdemoco. El mar acojonante...


LOCALIZACIÓN: 

CONTEXTUALIZACIÓN: 
Una pequeña torre atalaya de la localidad irlandesa de Dun Laoghaire, a doce kilómetros del centro de Dublín, tiene el honor de ser el escenario de uno de los comienzos más célebres de la historia de la literatura: el de la novela Ulises, de James Joyce. En ese primer capítulo, el estudiante de Medicina Buck Mulligan, impertinente y verbalmente agresivo, conversa con el joven escritor y profesor de literatura Stephen Dedalus, un personaje que ya aparece en la obra de Joyce Retrato del artista adolescente. La acción comienza a las 8:00 de la mañana del 16 de junio de 1904, día en el que James Joyce comenzó a hacer la corte a la que más tarde sería su esposa Nora Barnacle.
La elección de esa torre como escenario para el primer capítulo de su novela no es casual: el propio James Joyce vivió en ella una temporada como inquilino durante 1904. Desde ella, como Dedalus y Mulligan, Joyce disfrutó de unas vistas envidiables de la bahía de Dublín, que son una y otra vez mencionadas durante ese capítulo. Así, algunas páginas más adelante, se puede leer: “Una nube empezó a tapar el sol lentamente, completamente, sombreando la bahía en un verde más profundo. Yacía a sus pies, cuenco de aguas amargas”. también son frecuentes las referencias geográficas concretas de ciertos hitos o accidentes de la Bahía de Dubín: "Se detuvieron, mirando hacia el cabo despuntado del Promontorio de Bray que yacía sobre el agua como el hocico de una ballena dormida".
Como en el caso de la bahía de Dublín, en este primer capítulo del Ulises de Joyce no existe una descripción ambiental completa de la torre donde se sitúa el comienzo de la acción. Sin embargo, las referencias fragmentarias y a menudo sinestésicas a la torre y sus espacios (“con un codo apoyado en el granito rugoso” o “sombras de espesura flotaban silenciosamente por la paz de la mañana desde el hueco de la escalera”) componen a lo largo de todo el capítulo una reconstrucción atmosférica casi perfecta de la arquitectura de la torre vigía.
La tipología arquitectónica de la atalaya donde arranca el Ulises corresponde a las llamadas torres martello, construidas en las costas del Imperio Británico durante el siglo XIX, durante la época de las guerras napoleónicas. El nombre de “martello” es una derivación de una torre genovesa situada en el cabo Mortella de Córcega, que durante varios días en febrero de 1794 resistió el ataque de dos navíso ingleses. La resistencia de estas torres llevó a los ingenieros británicos a construir unas torres similares para la defensa de sus costas.
En 1962, con el Ulises de James Joyce ya convertido en un clásico de la literatura, una contribución popular permitió la restauración de la torre de Dun Laoghaire, que hoy acoge un pequeño museo con cartas y algunas propiedades personales del escritor. El 16 de junio, día del Bloomsday, cientos de fans de la novela peregrinan hasta este lugar en homenaje a Leopold Bloom, el personaje principal de la novela de James Joyce.

FUENTE: Joyce, James. Ulises. Madrid: Ediciones Catedra. Edición de Francisco García Tortosa. ISBN. 9788437617251. Págs 3-4.
FECHA DE ESCRITURA O PUBLICACIÓN: 1922