sábado, 8 de octubre de 2016

SIN HIYAB

La campeona de ajedrez de Estados Unidos se niega a jugar con hiyab en Irán
Nazi Paikidze-Barnes encabeza una campaña contra la obligación de cubrirse la cabeza en el país que organizará el mundial en 2017.
CRISTINA F. PEREDA, Washington 7 OCT 2016 - 19:17 CEST
http://elpais.com/elpais/2016/10/07/actualidad/1475831780_427785.html

Nazi Paikidze admitió una vez que uno de sus propósitos es hacer todo lo posible para que haya más niñas practicando ajedrez en todo el mundo. Su última jugada se basa en un movimiento arriesgado que puede ayudarle a conseguirlo. La actual campeona de ajedrez de Estados Unidos se niega a competir en el próximo mundial femenino, que se celebrará el año que viene en Irán, si está obligada a cubrirse la cabeza con el velo islámico o hiyab.
"No llevaré hiyab ni apoyaré la opresión de las mujeres, incluso si supone perderme una de las competiciones más importantes de mi carrera", ha declarado Paikidze en su cuenta personal de Instagram. Su protesta va dirigida explícitamente contra las restricciones que imponen las leyes iraníes a las mujeres y pide a la Federación Mundial de Ajedrez (FIDE) que reconsidere la decisión de celebrar el Campeonato Mundial de Ajedrez Femenino en Teherán.

Paikidze basa sus argumentos en que si la FIDE mantiene la sede del campeonato, estará rompiendo con su principio de “rechazar la discriminación política, religiosa y sexual”, tal y como reconocen sus reglas internas. La jugadora alega que las deportistas que acudan a Irán y se nieguen a cubrir su cabello se enfrentan a multas y penas de prisión, y que su libertad de expresión se verá limitada durante su estancia en el país.
"Esto es más que una prueba; es una lucha por los derechos de las mujeres", afirma Paikidze en una campaña que ha iniciado en la web Change.org para “terminar con la opresión de las mujeres en el mundo” y en rechazo a la decisión de la FIDE. "En Irán, los derechos de las mujeres están gravemente restringidos", añade. En su opinión, las jugadoras clasificadas para competir en el próximo mundial tendrán que elegir entre sus aspiraciones y la protección de "sus libertades civiles y sus vidas".
Paikidze alega que las normas iraníes suponen varias violaciones de los principios que sigue la FIDE, incluidas las reglas de vestuario para las jugadoras femeninas, las restricciones a la libertad de expresión y el hecho de que varios países como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido cuentan con alertas que recomiendan a sus ciudadanos no viajar a Irán. “Los participantes [en el campeonato] estarían trasladándose allí bajo su propio riesgo”, afirma el comunicado de la campaña.

La jugadora estadounidense ha propuesto a la federación que cambie la sede del campeonato o tome medidas para garantizar que el uso del hiyab sea opcional y que no habrá discriminación contra las mujeres "basada en el género, nacionalidad y los derechos humanos". La FIDE, sin embargo, alega que Irán fue el único país candidato a celebrar el Campeonato del Mundo femenino y que no ha recibido ninguna protesta relacionada con las leyes iraníes que deberán cumplir los deportistas mientras compiten.
“Estos son solo algunos de los peligros a los que se enfrentan las jugadoras clasificadas para competir en el Mundial”, dice Paikidze. “Se está pidiendo a estas mujeres que elijan entre lograr una de sus mayores aspiraciones y proteger sus libertades civiles y sus vidas”.
Paikidze, nació en Georgia hace 23 años y se trasladó a Estados Unidos para estudiar con una beca de ajedrez en la Universidad de Maryland y está casada con un ingeniero norteamericano. Su campaña ha recibido ya el apoyo de más de 9.000 firmantes, incluido el ajedrecista ruso y campeón del mundo Gari Kaspárov, que también es un activo defensor de los derechos humanos.