sábado, 10 de septiembre de 2016

JULIETA EN PANAMÁ

Leo que el impresentable Miguel Ángel Rodríguez, el que fuera secretario de estado de comunicación con Aznar, logra recoger 2.000 firmas para que Almodóvar no represente a España en los Oscar por aquello de la hipocresía de la izquierda española y bla bla bla. Sí, ciertamente muchos de nosotros dejamos de ir a ver Julieta, la película en cuestión, precisamente por los dichosos papeles de Panamá, porque la indignación era realmente enorme: los españolitos pagamos y pagamos a Hacienda y los ricos como siempre, con el dinero a buen racaudo lejos del fisco. Pero si bien podría tener sentido esta camaña no lo es tanto el motivo porque ¿y qué pasa con el resto de los personajes a los que les descubrieron papelería y cuentas allende los mares? Políticos, familia real, empresarios y hasta Almodóvar, sí, pero no sólo él. Todos, y digo todos, igualitos, que poderoso caballero es don dinero, y ante él ni derechas ni izquierdas.