sábado, 10 de septiembre de 2016

UN FUERTE OLOR AZUL CLARO

Comienzo la mañana por segunda vez a las 8, ya a las 3:58 mis perros me daban el coñazo para que les abriera la puerta del jardín, por lo que me tuve que levantar. En fin, peores cosas hay. Pues bien, como decía, a las 8 estaba sentado en el bar de siempre, uno cerca de mi casa, con un café y un libro frente a mi; diez minutos de lectura, suficientes para empezar a saborear este delicioso libro que justo empiezo ahora, continuando con mi caótica y anárquica manera de leer: libros empezados sobre los muebles de la casa, en el coche, en mi mesa de trabajo, junto a la cama. El elegido de esta mañana es "Entrevistas breves con hombres repulsivos", de David Foster Wallace. Una joya.