lunes, 12 de septiembre de 2016

JULIETA


Termino de ver Julieta hace unos minutos y me ha parecido magnífica, y corta. Necesitaba más, más historia, más de todo. El cine para mi es como el arte, es decir me entra por los ojos y por el alma, no tengo prejuicios (o lo intento), me gusta, me toca, me hiere, me alimenta, o todo lo contrario. Si una película no me da nada la olvido, como lo hago con la música, un cuadro, un libro... En cambio, si me transmite algo lo cojo y no lo suelto.
Comentaba con unos amigos, mientras cenábamos y departíamos este pasado sábado, que cada vez me sentía más lleno con la música, la lectura y mis perras. Pocas cosas me emocionan tanto como esto tan simple y al alcance de todos, un libro bien escrito, una ópera hermosa, los ojos de un animal. Con el cine me pasa algo similar, quizá porque es fácil emocionarse con imágenes bellas, con un buen guión, una historia bien contada, la fotografía, el mar... en fin, lo que es el cine. En esta película de Almodóvar nos encontramos con mujeres atormentadas, ¡cómo no!, atormentadas y misterioras (Rosi de Palma genial), amistad, amor y muerte, aderezado con el toque del director, decorados magníficos, colores, vestuario, banda sonora. Lástima no haberla visto en la pantalla grande del cine. 
Un 10 a las protagonistas, a ellos también, pero Emma Suárez está increíble. 
Chavela Vargas, *Si no te vas.