viernes, 2 de diciembre de 2016

SULLY


Clint Eatswood hace buen cine, no cabe duda. Y si además lo unimos a un actor de la talle de Tom Hanks y a unos estupendos secundarios, el resultado es éste, Sully, una estupenda película, tanto que se acabó y pensé ¿ya? Buen guión, creíble, amena, muy bien rodada y con unas imágenes del avión muy impactantes. Poco se puede pedir más, puro entretenimiento, y ¡una historia real!