miércoles, 4 de enero de 2017

VACACIONES

Reincorporado a mi trabajo doy por terminadas mis pequeñas vacaciones navideñas, una semana en Cartagena, desconexión absoluta, y de regreso a Tenerife. 
Siempre es agradable compartir un tiempo con la gente que queremos pero que está lejos, buena comida y mejor conversación. Paseos sin prisas, alguna película, una cena con los amigos, etc. La noche de Fin de Año tan bien como era de esperar, Bimba, la perra feliz, sentada entre nosotros. He aquí, como muestra, el surrealista escaparate que encontramos una tarde paseando por la ciudad. Reincorporado al trabajo y con el día de Reyes en ciernes, podemos aventurar que las Navidades se han terminado.